Enlace a Facebook
30
JUL
2018

“¡Anímense mamás! Nuestros hijos muestran importantes avances si asisten a preescolar”

Autor: katherine.diaz.rojas@mep.go.cr

Gael ingresó al Jardín de Niños Benito Sáenz y Reyes, ubicado en Santo Domingo de Heredia, en 2017.

El menor fue diagnosticado con espectro autista de alto funcionamiento gracias a la intervención de los profesionales de ese centro educativo.

Él ingresó al ciclo Materno Infantil y, desde los primeros días, mostró resistencia a participar en actividades, caminaba ansioso por el aula, lloraba, manifestaba irritabilidad, no quería comer y cuando lo hacía solo ingería arroz.

Además, dejaba las pertenencias olvidadas o las perdía.

Ante esas situaciones, Marielos Ramírez Benavides, maestra de Gael, comenzó a ponerle más atención y llamó a la madre a una entrevista.

En la conversación, la docente expresó que debían estar alertas por el comportamiento del pequeño y le pidió hacer una lista de conductas que mostraba en el hogar.

Tras observar a Gael y compartir con su madre, el centro educativo lo refirió a la Red Integrada de Servicios de Atención (RISA) para que sus especialistas (médico general, psicólogo y trabajador social) lo atendieran y valoraran.

Ellos, a su vez, lo refirieron al Hospital de Niños donde fue diagnosticado como un niño con espectro autista de alto funcionamiento.

En paralelo, la niña Marielos -como le dicen de cariño- preparó a la mamá de Gael con apoyo emocional y lecturas de sensibilización.

"Esta mamá es muy receptiva, está empoderada, se informa, participa. Se ve feliz con el avance en el desarrollo de su hijo", detalló Ramírez.

Ante el diagnóstico, el personal del Jardín de Niños procedió a trabajar en equipo con la profesora de Educación Especial.

"No se trata solo de entretener al estudiante, es reeducarlo, y no solo a él, sino a todos sus compañeros, sensibilizarlos, es un aprendizaje hasta para mí. Los niños necesitan

relacionarse con sus pares, vincularse con otros y refinar sus habilidades, por eso es importante la educación en primera infancia", añadió la maestra Marielos.

Como parte de la atención que se le brinda a Gael en preescolar, se le aplican estrategias como la terapia del frío, la técnica de la tortuga, la cual consiste en enseñarlo a hacer un alto, a respirar, a pensar y actuar, además, se le colocan audífonos en el aula, como herramienta para tranquilizarlo, entre otras técnicas.

Ahora, Gael bajó sus niveles de ansiedad, come junto a sus compañeros, participa de las actividades y sus compañeros de clase lo aceptan y comparten con él.

Para Alejandra Sanabria Monge, madre de Gael, el desarrollo de su hijo es "muy notorio".

"Mi hijo ha tenido avances muy grandes en su desarrollo que van más allá de la parte intelectual, ahora es más independiente y ha desarrollado muchas habilidades tanto en el área emocional como física.

"Por ejemplo, comparte con otros y pinta, antes no era capaz ni de sostener un lápiz", detalló.