Logo Gobierno de Costa Rica
Logo Facebook Logo Vimeo Logo YouTube
29
NOV
2019

800 estudiantes lograron permanecer en colegios y mejorar su rendimiento académico gracias a Aulas de Escucha

Autor: Dirección de Prensa y Relaciones Públicas

Sherry, Naomi, Oscar y Joel son cuatro jóvenes que cuentan sus historias, de un total de 800 estudiantes que este año participaron en el novedoso modelo Aulas de Escucha, impulsado por el Departamento de Vida Estudiantil del Ministerio de Educación Pública (MEP), el Hospital Nacional Psiquiátrico de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Joel Márquez Vado estudiante de 14 años del Instituto de Alajuela narra que él antes era “…deprimido, triste y no me gustaba salir.  Pero cambié. Con Aulas de Escucha uno puede interactuar más, subir notas, tener más amigos, ser más feliz dentro y fuera del cole”.

Aulas de Escucha es un modelo de atención en salud mental que brinda herramientas a la población adolescente, principalmente de sétimo año en colegios de zonas vulnerables del país,  para que permanezcan en las aulas y mejoren su calidad de vida, por medio de apoyo psicológico, talleres de arte y deporte, así como tutorías académicas e individualizadas. 

Gabriela Valverde, directora de vida estudiantil del MEP, expresó que esta iniciativa propicia espacios para favorecer y mejorar la calidad de vida de las y los adolescentes, permitiéndoles un buen desarrollo emocional, social y académico.

“Estamos muy satisfechos con los resultados iniciales obtenidos en este programa y, sobre todo, con el impacto positivo que ha tenido en la salud mental de los jóvenes. Aulas de Escucha nos ayuda a la formación de personas más inclusivas, respetuosas y capaces de construir sus proyectos de vida”, expresó.

Por su parte el Representante de UNICEF Costa Rica , Gordon Jonathan Lewis recalcó que “Aulas de Escucha es un modelo muy asertivo que ha venido a fortalecer la política educativa del MEP y que coloca al estudiante en el centro de la acción. La escucha activa permite un mayor acercamiento a la realidad de los y las estudiantes, al mismo tiempo que fortalece su autoestima, su capacidad para entender, sobreponerse y actuar sobre las violencias que les afectan en su vida cotidiana, manteniéndolos dentro del sistema educativo y alejándolos de las diferentes problemáticas que amenazan su desarrollo integral.¨

Resultados en el 2019

En este año, participaron 800 estudiantes de 24 colegios en cuatro regiones del país:  Área Metropolitana, Alajuela (incluye San Carlos y Occidente), Caribe (incluye Limón, Guápiles y Sarapiquí) y Pacífico. 

De estos estudiantes, casi la mitad, 376, recibieron atención individual para abordar sus problemáticas como: autolesiones, tentativa de suicidio, problemas familiares, bullying, depresión, duelo y negligencia de los adultos a su cargo.  De estos, un total de 56 casos presentaron situación en riesgo, por lo que se abordaron de inmediato y bajo los correspondientes protocolos del MEP.  Estos procesos fueron ampliamente respaldados y apoyados por profesionales en psicología, orientación y educación, que brindaron contención y establecieron coordinaciones institucionales que contribuyeron a mejorar el entorno en el que se desenvuelven los y las estudiantes.      

Entre los resultados concretos alcanzados se destaca que Aulas de Escucha:

  • Generó arraigo e identidad con el colegio.
  • Permitió a los estudiantes formular un plan de vida y proyectos a futuro libres de violencia.
  • Aportó a  la disminución del consumo de sustancias ilícitas.
  • Contribuyó a disminuir la sobredemanda en los servicios de salud por medio del abordaje preventivo de las situaciones estudiantiles.
  • Promovió una actitud crítica de la persona joven ante conductas violentas y autodestructivas.
  • Garantizó el derecho a la educación de la población estudiantil en riesgo psicosocial.