Logo Gobierno de Costa Rica
Enlace a Facebook, carga en una nueva ventana Enlace a Instagram, carga en una nueva ventana Enlace a YouTube, carga en una nueva ventana
25
MAR
2014

La Educación Técnica se consolida como una de las opciones más cotizadas ante los retos del país

Autor: [email protected]

Luego de cuatro años de transformaciones constantes tanto en la parte curricular como en la expansión de sus servicios, la Educación Técnica es hoy una de las principales opciones de formación profesional con que cuentan los jóvenes del país.

Así lo dijo este martes el ministro de Educación Pública Leonardo Garnier durante un acto de rendición de cuentas al que acudió la presidenta de la República Laura Chinchilla quien, precisamente, planteó como una de las metas de su Gobierno el fortalecimiento y ampliación de esta modalidad educativa.

Con una inversión superior a los ¢25 mil millones en equipamiento e infraestructura durante el periodo 2010-2014, se realizó una renovación prácticamente completa de los programas de estudio y las especialidades; y se avanzó en múltiples programas de capacitación a docentes y estudiantes en proyectos específicos, reseñó Garnier.

En total, se procedió a la apertura de 117 nuevos servicios de educación técnica en todo el país – la meta gubernamental era de al menos 90 de ellos – lo que permitió un incremento en la matrícula superior al 50% para ubicarse en alrededor de 95 mil estudiantes. Este notable crecimiento se produjo no solo en la población que estudia en horario diurno sino también en las secciones nocturnas y proyectos especiales para egresados.

Un elemento innovador, comentó Garnier, fue la adopción del Modelo de Educación Basada en Normas de Competencias (EBNC), una modalidad educativa que promueve el mejoramiento de las competencias de los estudiantes, aumenta sus posibilidades académicas y de inserción laboral, y ofrece a las comunidades mayores posibilidades de desarrollo.  

En esa misma línea, dijo, y con el propósito de adecuar y actualizar permanentemente los programas de estudio en función de las nuevas demandas del sector productivo del país, a lo largo de los últimos años se fortalecieron los mecanismos de coordinación con instituciones como CINDE, el INA, universidades, cámaras empresariales,  empresas públicas y privadas, entre otras.

Finalmente, Garnier resaltó el carácter inclusivo que se le ha otorgado a la educación técnica de manera que también brinde formación profesional a la población estudiantil con discapacidad. En ese sentido, acotó, casi el 50% de las instituciones técnicas ofrece atención directa a más de 2.800 educandos de Educación Especial en todo el país.

 Fernando Bogantes Cruz, director de Educación Técnica y Capacidades Emprendedoras del MEP indicó que el apoyo brindado por esta administración y la expansión de la educación técnica es un hito histórico en educación nacional, dado que no solamente ha aumentado la oferta de recurso humano sino que se ha satisfecho el clamor de las comunidades.

 

 

 

Archivo