Estudiantes aprovechan alianza público-privada para leer